miércoles, 30 de abril de 2008


Hablemos de ciclos planetarios vinculados a la edad

Todos los seres humanos vivimos ciclos en la vida. Quienes sepan o estén en sintonía con las energías de los planetas que marcan estos ciclos, los vivirán de una manera enriquecedora, mientras quienes ignoran esto, se sentirán movilizados, sacudidos como en medio de una tormenta.


El Sol, Luna, Mercurio, Venus y Marte son los llamados planetas personales y sus energías son las que nos afectan en forma cotidiana.

Saturno y Júpiter son los planetas sociales, y demoran más años en dar la vuelta al zodíaco, 28 y 12 respectivamente.


Y por último Urano, Neptuno y Plutón, que tienen ciclos más largos, 84, 160 y aproximadamente 240 años respectivamente.


Estos ciclos están definidos por el tiempo que demoran los planetas en recorrer el zodíaco, y hablamos en general desde Júpiter hasta Plutón, pues su recorrido es más lento que el resto de los planetas.


Así surgen edades que son claves en nuestra vida, que en general se marcan por algún acontecimiento externo que nos lleva a una experiencia personal que debemos tratar de capitalizar.


7 años: Hasta esta edad se marcan las improntas, es decir, el niño tiene determinadas experiencias, que marcarán respuestas ante determinados acontecimientos, y estas respuestas (obviamente modificadas por la edad que se tenga) estarán condicionadas a lo aprendido hasta esa edad. Cuando el niño tiene esta edad podemos decir que está entrando en la etapa de la razón, caracterizada por su adaptación a la realidad y el tener que asumir algunas responsabilidades. Dice Piaget que, sobre esta edad, comienzan a aparecer los procesos de pensamiento operacional concreto. (ligado con Saturno)


12 años: Está ligado con Júpiter, planeta social y justamente lo que se ve es la apertura social del niño y su proyección personal, pues es un período de crecimiento y expansión. Siguiendo con el mismo autor, afirma que sobre esta edad aparece el principio del pensamiento abstracto que tiene mucho que ver con este planeta.


14 años: La etapa adolescente. Es una etapa que si bien es hermosa visto desde una edad madura, para los chicos es una etapa dura, de mucho conflicto interno, insatisfacción, donde la sensación es de limitación y bloqueo de sus impulsos. Es complejo para ellos adaptarse a una realidad que no quieren entender, buscando una libertad que los lleva a no querer responsabilidades, ni límites ni exigencias sociales de ningún tipo. Se presenta la clásica rebeldía y generalmente la ruptura de relaciones con los mayores o una mala relación. (aquí se juntan ciclos de dos planetas Saturno, Urano, y la Luna progresada)


21 a 22 años: a esta edad, generalmente los jóvenes pasan también por una etapa compleja porque por un lado “ya están en edad de trabajar” pero muchos optan por estudiar y sienten que su meta es muy lejana. Por otro lado la sociedad misma le impone responsabilidades y obligaciones, por lo que se sienten muy presionados y también limitados en sus acciones. Es también la edad en la cual se quieren liberar del hogar paterno y buscar nuevos horizontes, ser independientes. (tiene que ver también con Saturno, con Urano y con la Luna)


24 años: si bien tiene que ver con la expansión y el crecimiento del joven, para mi gusto no es una etapa difícil. (Júpiter)


Continuará...



No hay comentarios: