miércoles, 7 de mayo de 2008


Tengo entre 27 y 30 años, qué difícil es todo...

Esta es otra edad difícil, complicada, donde generalmente ocurren sucesos, acontecimientos, que nos llevan a tomar más responsabilidad, pero en general son cosas que no olvidamos.

Durane esta edad, y nos pasa a todos, se produce otras dos configuraciones, cuyos ciclos son de aproximadamente 28 años, por tanto, habrá una repetición a los 56 años aproximadamente.

Dividido este ciclo en 4, tenemos que cada 7 años, la vida nos mostrará a través de cosas que nos pasan, que pueden ser acontecimientos internos que se producen porque algo externo pasó, o bien nos surgen problemas a resolver, inadecuaciones, problemas de salud, que nos están avisando sobre lo que tenemos que corregir, cambiar en nosotros.

Obviamente, a los 7 años somos muy pequeños para tener conciencia de ésto, pero por algo en psicología, se considera que el niño aprende y se generan las improntas que son aquellas experiencias que se marcan en nuestra personalidad y que siempre estarán avalando nuestras reacciones de adultos.

A los 14 años, el adolescente no sabe muy bien qué lugar ocupa, muchas veces los que fueron buenos estudiantes hasta esta edad, comienzan a no serlo y a bajar su rendiiento.
Otros pedirán más libertad, pero también a esta edad, algún acontecimiento poco grato, nos queda en el recuerdo, pues tampoco tenemos la madurez necesaria para comprender con exactitud porqué nos pasa.

Ya a los 21, entramos en la vida adulta, queremos ganarnos nuestro dinero, pero también terminar nuestros estudios, o bien está el que no quiere hacer nada, ni trabajar pero tampoco seguir estudiando.
A veces en estos casos, puede ocurrir algo en la familia que nos obliga a tomar conciencia de que ya no somos niños y que tenemos que empezar a tomar las riendas de nuestro futuro.
Otras veces ocurre que nos pasan cosas que no planificamos y que nos cambian la vida, pero en todo caso, siempre tiene que ver con la toma de nuevas responsabilidades que nos hacen madurar rápidamente.

Cuando llegamos a los 28, siempre con el margen que indico en el título, si no hemos aprendido o no hemos sido capaces de tomar conciencia de los avisos anteriores a que se cumpla este ciclo completo, se desata el aprendizaje mayor, donde si nos ocurrirá algo, que, esta vez, si nos marcará bastante fuerte, en cambio, quienes han sido maduros como para reflexionar y cambiar su forma de responder frente a los problemas, pasarán por esta edad casi, sin enterarse.

Vemos entonces, que a esta edad muchas veces se tiene el primer hijo, o sea, nuestra primera gran responsabilidad, nos separamos de nuestra pareja, estemos casados o no, nos casamos, adquirimos nuestra primer vivienda, todo apuntando a esta primera gran responsabilidad única e intransferible, cambiamos de empleo, obligados o por decisión propia, o tenemos nuestro primer trabajo serio.

Pero, mayormente, a muchas personas les afecta enormemente esta edad, porque los acontecimientos que les suceden no son felices, o son muy fuertes, pues astrológicamente, es el momento del aprendizaje con dolor, según los teoricos determnistas.

Si estás dentro de este rango de edades y te están pasando cosas poco gratas, ya sabes entonces que se trata de este ciclo, y que debes pensar en lo que la vida te está mostrando a través de lo que te está pasando, qué es lo que tienes que aprender, qué es lo que tienes que cambiar.

Si consultas a un astrólogo, éste podrá guiarte, orientarte hacia un mejor camino, para que puedas pasar por este ciclo, con más fluidez, comprendiendo los porqué de lo que te pasa, pues luego de esta edad, vuelve a comenzar el ciclo de 28 años, y a los 35 volverás a tener otro aviso.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por los artículos, están muy buenos.

me sentí muy identificada con lo que decís aquí

Hagamos Ohm dijo...

Qué fuerte!

Esto lo había escuchado una vez en un programa de radio, y siempre me quedó picando. Desde ese momento me puse a analizar esto en mi vida, y es tal cual.

Faltando poco para llegar a los 27, siento que esto que escribiste es tan cierto...

Gracias!!

Bettina Marfetán dijo...

Hola,
me alegra que este artículo les haya ayudado, es la idea.

Ohm quizás me escuchaste a mi misma, estuve dos veces con Carolina García, una en radio y otra en Subrayado, donde en la primera entrevista, hablé de este tema, porque en general lo que se escucha de astrología, son los horóscopos, no el abordaje que hago yo y otros colegas que trabajan igual que yo, pero con perfiles más bien bajos.
Así que si están en esta franja de edad, a no desesperar, ya pasará pero traten de aprender de las experiencias, esto es lo más importante.
Gracias por vuestros comentarios