martes, 6 de mayo de 2008


Tengo entre 40 y 43 años, que me pasa?

Si hay edades difíciles de vivir, esta creo que sea la más complicada.

No por el tema de pasar de decena, sino que durante esta edad, que incluso puede extenderse desde los 39 hasta los 45 años, se marcan determinadas configuraciones que se darán algunas, una sóla vez en la vida, otras se podrán repetir, pero juntas ya no.

Estas configuraciones, donde se incluye también la activación de la Luna Negra, nos harán revisar nuestra vida, y sentir que tan conformes estamos con la vida que llevamos.

Generalmente, a esta edad, muchas personas se dan cuenta que han vivido el deseo de otros, o han estudiado una carrera universitaria que no es lo que querían realmente, y lo hicieron por tradición o por presión de los padres y luego entran en una rutina que ya no se cuestionan.

He visto abogados, escribanos, médicos que durante este ciclo, dejan de ejercer su profesión para dedicarse a otra cosa que nada tiene que ver con lo estudiado.

A veces el área que se moviliza y también es lo más común, es la del matrimonio.

Llegados a esta edad, algunos cónyugues (hombres y mujeres) se cuestionan su vida de pareja, su vida sexual, y generalmente concluyen en que no tienen una relación totalmente satisfactoria, por lo que buscan fuera de la pareja lo que sienten que les falta en su relación, pero también habrá otros que con interna resignación piensan que después de todo, lo que tienen no es tan malo, pues lo piensan en estos términos, y siguen en su matrimonio, con una gran frustración interna.

Otros, no esperan a dar el paso de la infidelidad, que no cuestionaré pues cada uno reacciona como puede, y directamente piensan en el divorcio sin muchas explicaciones, o bien aquello de que "necesito un tiempo a solas para pensar" o "nuestro matrimonio me agobia y necesito saber si todavía te quiero" y justamente, en esta época no es buena cosa separarse, pues se genera una grieta en la relación, que aunque luego se retome, ya no será lo mismo.

Seguramente tanto tu, como yo, hemos sido testigos de estos casos y a veces miramos sin entender mucho que es lo que le pasa a esa persona.

Y lo que le pasa es esto, está viviendo un ciclo que le moviliza, le surge una rebeldía interna que no puede controlar, los pensamientos le dan vueltas todo el día en la cabeza, rinden menos en el trabajo, pues están en otra parte, pensando qué hacer con su vida.
Llegan a casa y hasta sus hijos les molestan, no por maldad, simplemente la persona piensa que la ola le tapó y que no sabe cómo salir de este estado, y cualquier cosa que le saque de su diálogo interno, le molestará.

La Astrología, obviamente puede explicar qué es lo que está pasando, porqué el comportamiento ha cambiado, porqué este cuestionamiento.

A veces la persona ya tiene marcado en su carta natal que tendrá más de un matrimonio, y contra esto, a veces es difícil de luchar, son vivencias que traemos pautadas, aprendizajes, pero puede ser más o menos doloroso el proceso, si uno está bien orientado.
Y si hablamos de profesión, es lo mismo, aunque en este rubro es más sencillo, porque la persona puede seguir con su vida, y buscar un hobbie que le de paz, respiro y satisfacción real.

Aunque en el caso de los cuestionamientos de pareja, la mayoría de las veces, la persona no tiene marcada el divorcio o más de un matrimonio, entonces esto quedará solamente como una crisis a superar.

Por esto es importante, saber que es lo que nos espera, si queremos que nuestra vida sea más plena, puesto que si necesita un tiempo para pensar, su cónyugue debe saber qué es lo que le pasa, porqué está pasando este proceso y es importante incluso, que la consulta sea con ambos, para que la otra parte no se sienta mal, pues no es culpa de nadie, y si la relación tiene bases firmes entonces podrán pasar por esta crisis juntos, y aún cuando las bases están un poco erosionadas, pues esto no pasa de un día para otro, sabiendo los porqué, se hace más llevadero.


No hay comentarios: