jueves, 26 de junio de 2008

¿Hay gemelos astrológicos?

Este es un tema que suele ser bastante preguntado.

Y la respuesta, es si, los hay.

Se le llama así a aquellas personas que han nacido con las mismas configuraciones planetarias y la misma distribución en su carta natal.

Pueden ser del mismo país, o de otro, tanto da, lo que importa es que la figura que se dibuja es exactamente igual a la de otra persona.

Estas personas, comparten de alguna manera, un mismo destino, las mismas experiencias, y aunque no sean exactamente idénticas, esas experiencias les dejará el mismo aprendizaje.

En lo personal, y con un gran asombro, me encontré con un mellizo astrológico, no un gemelo, y hago esta distinción porque tiene dos o tres puntos de su carta que no coinciden con la mía.

Pero, esta persona a la cual tengo el gusto de conocer vía internet, es astrólogo igual que yo, tenemos prácticamente los mismos conocimientos, dedicamos nuestro tiempo a lo mismo, ambos tenemos un hijo con algunos problemitas de adaptación, y la diferencia con él, es que los acontecimientos y las cosas que nos pasan, tienen unos meses de desfasaje y algunas sutiles diferencias.

Por ejemplo, mi madre sufrió de Alzheimer, a él le tocó a su padre, mi hija menor es la que tiene problemas de adaptación, él tiene un hijo, y ambos son del mismo signo solar.

En cuanto a otros acontecimientos como mudanzas, ambos nos mudamos el mismo año, en el mismo mes, ambos refaccionamos en el mismo tiempo.

Y en lo que tiene que ver con problemas familiares, cuando en mi familia fallece alguien, al poco tiempo le pasa a él también, en general dentro de los siguientes 3 meses, al igual que otros acontecimientos que no daría aquí para comentar.

Es algo curioso quizás, para los detractores de la Astrología esto son simples casualidades pero yo creo, honestamente, que tanta coincidencia, no es casualidad.


lunes, 23 de junio de 2008

Gemelos y mellizos, donde está la diferencia

Muchos se preguntan cómo es posible distinguir astrológicamente a los gemelos y mellizos cuando tienen una diferencia de pocos minutos entre un nacimiento y otro.
Es más, muchos detractores de la astrología, dicen que no somos capaces de poder describir y de diferenciar uno de otro.
El tema no es sencillo, obviamente, como no es sencillo ningún estudio en Astrología, para poder hacer este estudio, hace falta mucho conocimiento, investigación y experiencia, y aún así, sigue siendo difícil y todo un desafío para una profesional que como yo, hace ya muchos años que atiendo casos de todo tipo.
¿Cual es entonces la forma de poder efectuar el estudio de gemelos o bien de mellizos?
Si bien la diferencia en el nacimiento es de pocos minutos a media hora o un poco más, muchas veces el signo ascendente es el mismo en ambos casos, y según sea el nacimiento, en el mismo grado del mismo signo.

Pero todos sabemos que si bien, hay un parecido físico muy importante, muchas veces hay diferencia en sus caracteres, a veces diferencias importantes y notorias para todo el mundo.
El punto es que astrolólgicamente, a mi gusto, cada uno tiene su propia carta natal con las muchas o pocas diferencias, según sea el tiempo de nacimiento entre uno y otro.
Habrá una parte que comparten y otra que no, hay cosas en las cuales se complementan, otras en las que son opuestos, y otras en las que son idénticos, y habrá por tanto reacciones y gustos diferentes, e incluso experiencias que uno vivirá y el otro no, enfermedades y acontecimientos que compartan o no.
En estos casos, yo trabajo con 3 cartas para cada uno, más otras técnicas específicas.
Una será la carta natal que le corresponda como a cualquier persona, la otra será buscando al hermano en la carta del otro, y la tercera, será mirando cada carta y buscando su opuesto, con estos tres puntos de vista, puede construirse el estudio de estos casos, tan poco comunes, pero que existen y por tanto, deben tener su estudio específico.
Me pasó el año pasado, que dentro de las consultas, vino una tanda de 4 pares, 2 pares de gemelos y 2 pares de mellizos.
Pero el caso más preocupante fueron un par de mellizos, donde uno de ellos estaba en un grupo punk, drogado, mientras que el otro, no salía mucho, pertenecía a un equipo deportivo y nada de drogas.
Tuve un larga charla con la madre, porque me surgía del estudio que uno de ellos tenía integrada una imagen de la madre muy especial y marcada, mientras que el otro la tenía con el padre.
Ahí es que me entero que los niños fueron separdos al nacer, el varón con el padre y la niña con la madre, se veían ocasionalmente y habían compartido apenas los primeros años de su vida, y en uno de ellos se notaba cierto sufrimiento por la separación de los chicos, astralmente claro, porque no conocí a ninguno de ellos, sólo traté con la madre.
Mientras que uno necesitó la contención de un grupo punk, el otro buscó lo mismo pero en un equipo deportivo, mientras uno se drogaba, el otro trabajaba fuerte y estudiaba muchísimo, siendo muy realista, mientras uno se cortaba como parece que es moda desde hace algunos años, el otro cuidaba de su cuerpo porque sabía que era importante para su papel dentro del equipo, y la diferencia quizás la marcó el medio en el cual se crió cada uno.
Eran el día y la noche literalmente.
Y esto, no sólo se reflejaba en la carta natal de la madre, sino en la carta natal de los otros hermanos de los gemelos.
Por eso, es importante contar con más datos, especialmente para estos casos.
Pero realmente resulta en una gran satisfacción, el haber podido ayudar, aconsejar a esa mamá preocupada, y haber podido llegar a un diagnóstico, darle un camino de salida a los problemas que enfrentaba esta familia.
Estudiar a gemelos o a mellizos es difícil, pero interesante y apasionante a la vez y lo más importante, es posible hacerlo.


sábado, 14 de junio de 2008

Astrología y fallecimientos

Durante unos días, dejé de escribir porque estuve con temas familiares que me tuvieron muy ocupada.

Yo me dedico más que nada, además de la enseñanza, a la Astrología predictiva, y todos los años hago mi carta anual dos o tres meses antes de mi cumpleaños, pues las cartas anuales siempre van de un cumpleaños al siguiente.

El año pasado, como todos los años, hice mi carta sobre los acontecimientos que me tocarían vivir durante este año, lo cual me dejó preocupada.

Obviamente que este tipo de información, en general, no la doy a los consultantes, porque a nadie le gusta saber quien puede morir en la familia, más allá de que un error en la hora natal, da errores de predicción de meses y hasta años en las fechas que el Astrólogo puede dar.

Pero en el caso de mi nacimiento, tengo rectificada mi carta, y sé que lo que analizo de mis cartas anuales, es así como lo veo, sin vueltas.

Yo sabía que este año, sería el año de fallecimiento de mis padres, por varios indicadores.

El 16 de mayo, interné a mi madre, ya bastante mal en un centro de cuidados paliativos de la mutualista y me dijeron que estaba muy mal.
Mi padre, con una enfermedad terminal, estaba muy débil pero de a poco, él la venía llevando, iba a ver a mi madre dos veces al día al sanatorio, a pesar de que mi mamá con un alzheimer avanzado, ya no lo reconocía hacía tiempo.

Ahora, lo que me llamaba la atención, es que mi madre tenía la viudez marcada en su carta natal, pero ella estaba muy mal y estábamos esperando su transición debido al enorme deterioro físico que presentaba, así que pensé, que esto no se daría y que a veces las estadísticas pueden fallar.

El día 20 de mayo, mi padre se sintió mal, llamamos a su médico de radio y me dijo que había que internarlo para aliviarle los problemitas respiratorios que estaba presentando ese día.
Me sugieren que quede en cuidados paliativos, para darle oxígeno y medicación adecuada para que pudiera respirar bien y sin problemas, así que solicité fuera enviado al mismo lugar donde estaba mi madre, así estaban juntos.

El mismo día, de noche mi padre falleció mientras dormía.

O sea, se dio cumplimiento a la viudez marcada en la carta de mi madre.
El día 24 de mayo, falleció mi madre, dando cumplimiento a lo que yo vi en mi carta anual.

Como verán, no son temas que uno pueda manejar, ni que pueda influir en los acontecimientos, esto estaba marcado y sucedió.

Muchos detractores de la Astrología sostienen que los astrólogos somos una especie de hipnotizadores donde decimos a la gente lo que sucederá y luego la gente, influída por nuestros dichos termina haciendo y viviendo lo que nosotros le hemos dicho.

Esto es una muestra de que esto no es así, y recién hoy me sentí con ánimo para poder comentarlo aquí.

Luego me cuestioné el tema de saber antes lo que sucederá si me ayudó de algo. En los primeros días posteriores a ambos fallecimentos no quise tocar nada de Astrología, enojadísima porque pensé que saber era sinónimo de tener superado los temas planteados y obviamente no es así.

Pasados más días, comprendí que me sirvió saber lo que pasaría, para estar atenta a lo que estaba pasando con mis padres, para internar a mi madre cuando debí hacerlo, internar a mi padre a pesar de que un médico de la coronaria me dijo que no, que le diera baos, que mi padre estaba bien y que no hacía falta internarlo y que el médico de radio no sabía nada.... insistí y trasladaron a mi padre bajo mi responsabilidad y decisión y me hicieron firmar....

Porqué les cuento esto, porque muchas personas tienen miedo de consultar por temor a que uno le diga que alguien se va a morir, otros porque piensan que la Astrología es paparruchada, pero ya ven que no.

La Astrología, en el caso de mis padres, también me sirvió para diagnosticar un año antes el Alzheimer de mi madre, por ejemplo, para saber un año antes cuando habria que internarla en un residencial, pues mi padre no quería ayuda de nadie y la atendió él hasta que ya no fue posible y yo misma le sugerí esta solución, que él luego de mucho meditarlo, aceptó considerando su propia debilidad y las necesidades de mi mamá, pero se lo planteé en el momento indicado.

Obviamente, esto no alivió el dolor espantoso que sentí y que siento con la pérdida de mis padres en tan poquitos días, no alivia nada, no me hace sentir mejor ni menos dolor, al contrario, soy hija única y ellos eran, además de mi esposo y mis hijas, mi única familia, los único que me ataban al pasado, eran mis raíces.

Pero se que ahora están juntos, como lo estuvieron toda su vida, 56 años, y no soportaban estar uno lejos del otro, juntos estuvieron y juntos se fueron.