miércoles, 14 de enero de 2009


Programa Esta boca es mía

Ayer mi hija me comentó que hoy, 14 de enero 2009 estarían un astrólogo y un vidente en este programa que transmite Canal 12.

Viniendo de donde viene, no podía esperar algo mejor.

Canal 12, como los demás canales abiertos, tienen la particularidad de tener programas matutinos huecos, sin fundamento, muy graciosos pero sin contenido, y los temas se tratan con una livindad y una frivolidad, que en lo personal, me molesta bastante.

Y por cierto, que el programa de Victoria Rodríguez no escapó a esto.

Pensé sin embargo, que sería un poquito más serio.

Estuvieron Walter de Oxum, vidente y Boris Cristoff, astrólogo.

El encare del programa no me gustó en absoluto, primero porque si uno quiere algo serio, no puede mezclar videncia con astrología, esto es desconocimiento y falta de cultura por parte de quienes arman el programa o bien quieren un show, entonces, pierde el contenido inicial o lo que pretenden venderle a la gente.

Pero más allá de la crítica que pueda hacerle como televidente, pues hoy grabé el programa y lo vi recién, me quiero referir a lo vertido en lo astrológico.

De ninguna manera estaré de acuerdo en que no podemos cambiar nuestro destino, tampoco soy de los astrólogos que opinan que todo puede cambiarse, hay cosas que si y cosas que no.

Si bien hay ciclos como se dijo en el programa, disiento totalmente en que eso está marcado y nada podemos hacer, entonces, para qué consultar a un astrólogo? para que me diga esto es así y a embromarse?

No, de ninguna manera.

La mayoría de los astrólogos en el mundo, trabaja con relocaciones de cartas anuales, donde uno antes del cumpleaños consulta a un astrólogo para que le busque, dentro de lo posible, un mejor lugar donde cumplir años, para mejorar este ciclo.

Claro que el astrólogo no es mago, y los problemas estarán, pero los podemos correr hacia áreas que no sean tan importantes para nosotros en ese momento.

También el conocer simplemente lo que va a pasarnos, hace que nuestra actitud, pueda cambiar los resultados de ese destino inexorable.

Todos en algún punto somos rebeldes, la rebeldía está en nosotros como algo natural y si nos dicen no hagas esto que te va a ir mal, pero nosotros creemos que debemos hacerlo igualmente, y enfrentamos eso con actitud ganadora, posiblemente nos cueste un poco más pero finalmente lograremos obtener aquello que nos hemos propuesto.

¿Qué pretendo con estas líneas?

Que aquellas personas que hubieran visto el programa, no queden con la sensación de que la astrología es algo oscuro donde hay un destino que nos corre y nos alcanza y que hagamos lo que hagamos, no podremos vencerlo.

También es necesario que sepan que la astrología no es adivinación, como lo he dicho muchas veces, sino estudio, y cada persona es un microcosmos único e irrepetible y cada uno tiene más facilidades para unas cosas que para otras, eso es cierto, pero no significa que por tener menos habilidades en algún área de nuestra vida, no podamos igualmente triunfar en ella.


7 comentarios:

Norberto dijo...

Hola Bettina
Por lo que puedo apreciar en tu nota, parece que disientes con la postura del astrólogo invitado al programa. Esto te hace mucho más cercana a lo que pienso y -aunque creo cosas diferentes de las que afirmas- siento que hay mucha tela donde cortar.
También como tú, admito que no hay un destino irreversible, pero también he podido apreciar que las cosas que vivimos cambian el futuro dependiendo de "cómo" las vivamos.
El destino no se cambia, pero tampoco creo que haya sido delineado minucionsamente. El destino es como transitar una carretera, a veces orientados a una meta prefijada y otras adoptamos desvíos que hacen más larga, tediosa y a veces, aburrido el trayecto. Pero quienes la transitamos tendremos siempre la opción de ir cantando alegremente o derramando angustias y dolores.
Esto no hará que el camino sea de una u otra manera, pues seremos nosotros quienes escogimos como viajar a lo largo de la vida.

Bettina dijo...

Queridísimo colega,
Estamos de acuerdo.

Ambos conocemos a Boris, pero no me quedaba claro que tuviera una mirada tan determinista, y tan cerrada.

Tampoco comulgo con la técnica que utiliza.

Lo más molesto es que después nos quejamos de que toman a la Astrología para la risa, si nos prestamos para este tipo de programa, no podemos conseguir otra cosa, la verdad es que fue lamentable, pero no quise explayarme en eso.

Y por otro lado, siempre estaremos con el eterno determinismo versus libre albedrío, cuántas veces lo hemos discutido en la lista? muchas...

Yo creo que podemos cambiar aquello que depende de nosotros, pero aquello que depende de los demás, o que les ocurrirá a otros y está en nuestra carta, no podemos moverlo ni cambiarlo.

Hasta hoy, puedo decirte que esta es mi experiencia, pero como este es un conocimiento muy dinámico, puede que dentro de unos años, cambie de parecer....

te mando un abrazo

sandra chineppe dijo...

lo otro que me llamo la atencion fue que el pai era sincero en lo que decia y otro tartamudiaba, al decir algo

Bettina dijo...

Bueno, no tenés que olvidar la edad que tiene Boris, más allá de que le falla la memoria o no le salen las palabras que quiere decir.

Mi crítica se basa más que nada en el poco nivel de este único programa que vi, pues me interesan aquellos que tienen que ver con mi profesión, y también me indignó la opinión de algunos panelistas.

gracias por escribir.

Anónimo dijo...

hola:me gustaría que editaran
un programa sobre las profecías
del apocalipsis ya que según mis estudios realizados muchas se han cumplido;
Basado en el evangelio según san mateo capitulo 24 y el el comienzo de los tiempos finaleshabria comenzado el 1844 según las profecías bíblicas
DESDE YA MUCHAS GRACIAS
en casos de mas información poseo material didáctico de dichas profecías cumplidas en tiempo y formas saludos atentamente a victoria Rodriguez
su programa esta exelente

Anónimo dijo...

Para el programa que están tratando hoy. La droga sea la que sea es un crimen de lesa humanidad que ha quitado y sigue quitando muchas vidas. Si la legalizan, va a ser como el alcohol, que cada vez se consume más. En cambio su restricción como la del cigarrillo hace que menos personas se introduzcan en ella. Es un tema delicado que no se puede tratar tan ligaramente como esa mujer invitada que es un mal ejemplo para muchos. Por favor!!! No la legalicen y ustedes defiendan nuestros chicos que son la Vida!!!

Bettina Marfetán dijo...

HOla Anónimo
sin dudas la droga es un veneno que mata al que consume, a los que estén a su alrededor o se les enfrenten.

Legalizar no es la solución.

Tanto embroman con el cigarrillo, definitivamente es más letal la droga que el cigarrillo común, la bebida es más letal (porque borracho se mata gente) que el cigarrillo, entonces llegamos a un punto donde no comprendo cuál es la política en realidad...

Además, estos programas están para entretener a la gente que está en la casa, no para hacer periodismo de verdad, así que no esperes que de estos programas surja ninguna ayuda real al problema social que tenemos.