jueves, 16 de diciembre de 2010

Carta Horaria - Solicitud de Empleo

Datos: las 3 cartas están levantadas para Montevideo, Uruguay 34º52'S 056W11 con una diferencia a GMT +2.
Mi hija dejó su último trabajo porque realmente el trato era muy malo.

Comenzó a buscar, pero ya teniendo más claro qué tipo de trabajo buscaba, y buscó algo con público, nada de trabajo administrativo interno.

Escribió hace más de una semana, a uno que ofrecían con estas características.

La llamaron el viernes 3, no tomé la hora, para una entrevista el lunes 6 a las 15.30 horas.

El lunes 6 la llamaron en la mañana, para correr la entrevista para las 17 horas.

Y se presentó.

Levanté la carta del momento para saber cómo le iría en la entrevista.

Lo único que me impedía la interpretación, era el grado del ascendente, tardío, ya había pasado el momento de preguntar.

Pero igual la interpreté.

Vi que el regente del Ascendente, Marte estaba en Sagitario, en un grado de pérdida y que la Luna, co-regente de la pregunta, iba a la conjunción con Marte, último aspecto de la Luna antes de salir del signo.

Juzgué que en la entrevista, le iría bien, puesto que Aries, el Ascendente, siempre nos habla de inicios, comienzos de cosas, y aunque estuviera en un grado de pérdida, esto podría estar significando que le iba a quitar la cuota de ansiedad natural de la espera, porque el propio ascendente, vuelve impaciente a la persona.

Además, juzgué que la Luna en Sagitario, no podría traer malas noticias, ya que Sagitario es un signo amable y la Luna allí podía indicar expansión, a través del trato con el público.

Un Sol, que como único aspecto tiene un sextil aplicativo a Saturno en la casa 6 en Libra, un Saturno que está exaltado, que es símbolo de metas, de obstáculos, de tener responsabilidad, que nada nos regalan y el sextil nos pide un esfuerzo, una presencia impecable por estar en Libra.

Juzgué que en una hora o un poco más podían llamarla de la consultora por algún tema que quedó sin hablar o para aclarar.

La mujer de la consultora, representada por Venus en Escorpio, tenía la tarea de averiguar todo lo posible de mi hija en su faz laboral y personal, y había algunos datos que le faltaron, así que llamó una hora después aproximadamente, para solicitarle forma de comunicación con algunas referencias que no localizaba.

Y ahí me vinieron dudas, el Sol en Sagitario en casa 8, sextil Saturno, casa 6 no me gustaba mucho, pensé que alguna referencia laboral podría decir algo impropio.

Pero no, probablemente la última referencia no dio detalles y eso fue todo.

Un par de días después, la llaman de la consultora para pautar una entrevista con la gerencia de la financiera.

Quedó marcada para el día 10 de diciembre a las 11 horas.

Ese mismo día, levanté una horaria, casi una hora antes de la entrevista para saber si la iban a contratar.

Como ustedes saben, siempre pongo al sujeto de la pregunta en el ascendente.




La carta no tiene impedimentos.

Juzgué que mi hija estaría muy nerviosa, ese ascendente en Acuario con la Luna presente siendo regente de la 6ª casa del trabajo, no podía ser de otra manera.

Juzgué además, que el trabajo sería con público efectivamente, por ser Cáncer el signo regente de la 6ª y que además, la financiera sería una empresa nacional, no una empresa extranjera.

Urano en 3ª en Piscis, la imagen de mi hija quizás era ideal para el puesto y la comunicación que se generaría en la entrevista sería rápida por Urano y en algún aspecto muy seria pero armoniosa por Saturno.

El final de las cosas, casa 4ª está en Aries y Marte en Capricornio, buen signo para Marte, en casa 11 donde están los empleados de la financiera, dispuesto por un Saturno también exaltado. Me gustó esta configuración.

Luego la Luna va a un trígono aplicativo con Saturno, y es el próximo aspecto que hace.

Juzgué que si sería contratada y que se iba a enterar en mismo día, porque como hablamos de contratos laborales, no podemos considerar ni meses ni semanas, en general debemos considerar horas y días.

Lo conversé con mi esposo y le dije, la contratan y va a ser hoy mismo (10/12).

Mi hija fue a la entrevista, le fue muy bien, le encantó la gerente y se sintió muy bien, no tuvo tantos nervios ahí, los nervios vinieron después de la entrevista.

Mi hija me pregunta si quedará contratada y le dije que si, pero no conforme con eso me pidió que levantara una carta horaria.


Me parecía que no debía, yo ya había preguntado por ella, pero igualmente levanté la carta en ese mismo instante en el que me pregunta.

Si bien no había cambiado el Ascendente, si cambiaron los planetas de casa.

Miro el área de la comunicación, Aries, con Marte en casa 11, comunicación rápida por temas de grupos de trabajo (o de afinidad).

Miro la casa de los finales, Tauro lindo signo para temas de trabajo y sueldo, Venus está en exilio en Escorpio, pero está bien recibida por Plutón y por Marte, así que pensé que esta Venus hablaba del tipo de trabajo, una financiera maneja dineros de terceros.

La Luna, a 2 minutos del partil con Saturno, y le dije, hoy te llaman, y va a ser en un rato, pensé 1 hora más o menos, el partil se hacía muy rápido.

Mi hija me dijo que no, que en el mismo día (10/12) no la iban a llamar porque había otros candidatos para el mismo puesto y que las entrevistas las terminarían el lunes, y el lunes en la tarde resolverían.

Insistí, sería en un rato que la llamarían para confirmarle que fue elegida, y ella insistió que no era posible.
No tomé la hora, pero aproximadamente a las 12:15 la llamaron para confirmarle que fue elegida para el puesto que comenzaría el miércoles 15 de diciembre.

Me dirán, no utilicé todo lo que la carta pauta, y si, a veces voy a los puntos más importantes y nada más, cuando algo está, a mi criterio, tan claro, no le doy muchas vueltas al asunto.