domingo, 20 de mayo de 2012


Eclipses

Un eclipse de sol se produce cuando el disco solar es tapado por nuestro satélite, la luna, y siempre es con la fase Luna Nueva. 

 Deben darse determinadas características para que se produzca el eclipse de sol: a) debe haber una conjunción entre el sol y la luna, b) deben estar en paralelo y c) y debe haber una conjunción del sol con los Nodos lunares. 

 Pero además, tampoco es tan así ni tan justo, hay un margen para que se den las condiciones que hacen que se produzca un eclipse. 

En los eclipses Solares Totales, la separación no debe ser mayor de los 9°55' del punto nodal lunar. 

También puede ocurrir cuando el orbe al Nodo Lunar es de 18°31' aproximadamente. Si el orbe es el que mencioné primero, de 9°55' será un eclipse total, si el orbe está dentro de éste parámetro y los 11° 15' podrá ser parcial o total, y entre los 11°15' y los 18°31' será parcial. Astrológicamente y desde la antigüedad, se afirma que los lugares tocados por la sombra del eclipse es dónde sus energías se sentirán más fuertes. 

Imagínense que si las manchas solares influyen, como ha sido comprobado, en el clima y en nosotros mismos, es obvio que si la energía vital del sol es tapado por la luna, esto tiene consecuencias que serán sentidas de diferente forma, tanto a nivel de territorios como a nivel personal. 

Si bien la duración de la fase total de los eclipses es de aproximadamente 5 minutos promedialmente, puede durar hasta 7 minutos aproximadamente, y si bien se producen generalmetne 2 veces al año, es suficiente para que nosotros, sintamos su influencia de alguna manera. Algunos estudiosos sostienen que tal influencia durará todo el año. 

Hay muchas teorás al respecto. 

En Astrología mundana, lo más aceptado es darle la duración que corresponda hasta el siguiente eclipse, en la astrología personal, influirá en el área en la cual coincida ese eclipse y parte de nuestra atención del año será sobre el área de vida. 

Los eclipses además, cumplen con otra particularidad y es que son cíclicos. Los ciclos de los eclipses se denominan Saros, que se traduce como "repetición". 

Fueron los Caldeos quienes descubrieron tal ciclicidad. Este hallazgo dio la posibilidad de que otros estudiosos en la historia, continuaran con la investigación y determinaran que cada 223 lunaciones, el eclipse se hace en el mismo lugar, o sea, alrededor de 18 años. 

Una serie de Saros se forma con aproximadamente 72 eclipses, pudiendo llegar a 80 y más en algunos años, con una duración aproximada (de la serie) de unos 1.260 años aproximadamente y la separación en días entre 2 eclipses de la misma serie es de 6.585,33 días (18 años aprox) 

¿Como es la secuencia? 

Los eclipses solares comienzan desde cualquiera de los 2 polos terrestres con un eclipse débil que será siempre parcial. 

Cada eclipse de la misma serie se irá alejando paulatinamente del polo donde comenzó, y llegando a la mitad de la serie, los eclipses serán totales a medida que se acercan al ecuador. 

Siguiendo la trayectoria de la serie, a medida que se va acercando al polo opuesto al del comienzo se van transformando en parciales hasta terminar la serie. 

Vayamos pues, luego de esta corta introducción a los Saros, que son los que astrológicamente nos interesa.  

Debido a los ciclos mencionados, es posible predecir cuando se efectuará un eclipse y a que serie de Saros corresponde, y esto es lo importante. 

Cada eclipse pertenece a una serie de Saros que tendrá la naturaleza del primer eclipse que se formó en esa serie. 

Por ejemplo: Si el primer eclipse de una serie se produjo en el signo de Cancer, pues todos los eclipses que pertenezcan a esa serie tendrán inexorablemente las caraterísticas de este signo, lo que es muy importante luego para interpretar cómo influye en la carta natal. 

Según el área (casa) donde cae el eclipse es donde más sentiremos su influencia. 

¿Cual será la influencia? 

Dará énfasis a los asuntos de esa área (casa), produciendo una crisis lo que no significa que sea malo o nefasto, simplemente significa que habrá algún problema que requerirá de toda nuestra atención. 

Cuando un eclipse está en conjunción u oposición a algún planeta en nuestra carta natal, la crisis será mayor. También debemos establecer, al efectuar la interpretación, cual es el regente planetario del eclipse ya que nos proveerá de más información sobre la influencia del eclipse mismo. 

Estas energías en su conjunto nos impulsarán a procesos de revisión en el área de nuestra vida en la cual se produce el eclipse, llevándonos a efectuar una limpieza en esa área. 

En cuanto a la duración del efecto de los eclipses, me inclino por aquellas teorías que establecen que la influencia comienza con el eclipse y durará hasta el siguiente, si es un eclipse solar, pues hasta que se forme el próximo eclipse solar, estaremos bajo sus efectos, y en el caso del lunar es lo mismo. 

Cuando hacemos una carta natal, debemos pues, en base a toda esta información, establecer cuándo se produjo el último eclipse antes del nacimiento del consultante, o sea, el eclipse pre-natal. 

Este eclipse de sol, total o parcial pre-natal siempre estará dentro de los 6 meses lunares previos al nacimiento, y generalmente ocupará la casa de uno de los nodos lunares. 

Esta casa será un área de nuestra vida que necesita de expansión. 

Además, será un punto sensible en la carta natal y deberemos tener en cuenta los tránsitos sobre este punto como lo hacemos con cualquier planeta. 

Bettina Marfetán Copyright © 2012 
Bettina Marfetán - Astróloga Reservados todos los derechos. 
Prohibida su reproducción y/o su publicación sin mi expreso consentimiento por escrito.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante y fundamental, no tenía ni idea de esa influencia.

Muchas gracias.

Bettina Marfetán dijo...

Hola Anónimo,
los Astrólogos medievales le daban gran importancia a los eclipses de Sol, puesto que el Sol es vida, es luz, cuando aparece tapado, hasta los animales se ponen nerviosos... y se toman como de mal augurio.

saludos y gracias!